top of page

Las reformas constitucionales propuestas por el Ejecutivo Federal y la agenda legislativa del último periodo de la LXV Legislatura


 Foto: La Silla Rota, AMLO presenta sus iniciativas de reformas constitucionales, 2024 https://bit.ly/3Ox7327 


El 1° de febrero del año en curso inició el último periodo ordinario de sesiones de la LXV legislatura del Congreso de la Unión, el cual concluirá el 30 de abril. En este contexto, el pasado 5 de febrero en el marco de la conmemoración de la promulgación de la Constitución Mexicana de 1917, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, envío a la Cámara de Diputados un paquete de reformas constitucionales en materia de pensiones, pueblos y comunidades indígenas, salario mínimo, medio ambiente, vivienda, entre otros temas. Dicho paquete se conforma por 18 reformas constitucionales y 2 reformas a leyes secundarias. Entre los cambios más destacados a la Constitución, se proponen los siguientes:

  • La creación de un Fondo de Pensiones integrado por aportaciones del gobierno federal, al tiempo que establece que los trabajadores podrán jubilarse con el monto equivalente a su último salario registrado ante el Instituto Mexicano del Seguro Social.

  • Establecer que la fijación anual de los salarios mínimos generales o profesionales nunca esté por debajo de la inflación observada durante el periodo de su vigencia.

Adicionalmente, se contempla:

  • Una reforma en materia de industrias estratégicas del Estado para establecer la rectoría de la nación en la planeación y el control del sistema eléctrico nacional, adicionando al servicio público de Internet como un área estratégica del Estado;

  • Una reforma al Poder Judicial que permita que los Ministros, Magistrados y Jueces sean electos por voto popular, reduciendo además de 11 a 9 el número de Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, eliminando las dos salas de la corte y sustituyendo al actual Consejo de la Judicatura Federal por un nuevo órgano de administración judicial;

  • En materia electoral, la reducción de financiamiento a partidos políticos, así como la eliminación de legisladores plurinominales. Propone suprimir al Instituto Nacional Electoral, para crear en su lugar el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas.

  • La eliminación de los siguientes organismos autónomos: la Comisión Federal de Competencia Económica, el Instituto Federal de Telecomunicaciones, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión Reguladora de Energía. Lo anterior, bajo el argumento de que ha existido un dispendio de recursos a través de las macroestructuras burocráticas.

  • En materia de medio ambiente, plasmar que el maíz para consumo humano debe estar libre de modificaciones genéticas; prohibir el otorgamiento de concesiones de agua en aquellas zonas con escasez de agua y el otorgamiento de contratos que permitan la extracción de hidrocarburos líquidos y gaseosos a través del fracking; así como las concesiones de minería a cielo abierto.

Las iniciativas que restan refieren a los trenes de pasajeros, las becas para jóvenes, los programas sociales, vivienda, derechos de pueblos y comunidades indígenas, remuneraciones de servidores públicos, atención médica, protección de los animales, uso de sustancias tóxicas, tipificación de los delitos de extorsión y defraudación fiscal y Guardia Nacional.  Adicio- nalmente, hay dos reformas en materia de simplificación orgánica con el objetivo de fusionar a diversos organismos y una más para la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado en materia del fondo de aportaciones.


Con excepción de las dos reformas a leyes secundarias, todas las Iniciativas remitidas por el presidente plantean modificaciones a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, por lo que para su aprobación en el Congreso de la Unión requieren de una mayoría calificada; es decir, que dos terceras partes de los legisladores voten a favor de ellas. En el caso de la Cámara de Diputados, la mayoría calificada se compone de 334 votos, mientras que para el del Senado de la República, ésta equivale a 88 votos. Si bien en la actualidad MORENA y sus aliados (PVEM, PT, PES) mantienen una mayoría en ambas Cámaras, ésta es solo una mayoría simple; lo que significa que no es suficiente para la aprobación de reformas constitucionales, obligando al bloque mayoritario a negociar con la oposición (conformada por el PRI, PAN, PRD y MC). En este sentido, es importante recordar que ninguna de las reformas a la Constitución que ha presentado el presidente López Obrador ha sido aprobada; una de ellas sobre el sistema eléctrico y la otra en materia electoral, ambas desechadas por la Cámara de Diputados justo por no alcanzar la mayoría calificada.


Aunado a lo anterior, debemos agregar algunos otros elementos como:

  • Se trata del último periodo ordinario de sesiones de la LXV Legislatura;

  • Numerosos legisladores han solicitado licencia para participar por algún cargo público, o bien, para formar parte de los equipos de campaña de los candidatos;

  • Más del 90% de los legisladores han presentado su carta de intención para reelegirse;

  • En junio de 2024, México celebrará la elección más grande en su historia, se renovará la presidencia de la República, los 628 legisladores federales, nueve gobernaturas, 31 congresos locales y las presidencias municipales, sindicaturas y regidurías.

Volviendo a la presentación de las iniciativas, el Mandatario federal, durante su mensaje de exposición, señaló que “las reformas podrían discutirse en esta legislatura o en la siguiente”. Esto permite ver que no ha abandonado el denominado “Plan C”, el cual consiste en que MORENA y sus aliados partidistas consigan la mayoría calificada en el Congreso de la Unión en las próximas elecciones, y con ello, obtengan los votos necesarios para la aprobación de reformas las constitucionales. Sin duda, el “Plan C” será uno de los principales argumentos en la campaña para intentar convencer al electorado de votar por MORENA para legisladores federales, pues con esto se aseguraría la continuidad del proyecto de la 4ta Transformación. Así entonces, se prevé que, al igual que en la elección intermedia de 2021, se haga uso (y abuso) de la figura del presidente para llamar al voto a todos los cargos de elección popular que se renovarán.


Resumiendo, MORENA y sus aliados no tienen actualmente la posibilidad de aprobar las reformas constitucionales. Esto no es un secreto para nadie y mucho menos para el titular del Ejecutivo, pues éste está consciente de que difícilmente se aprobarán sus reformas en lo que resta de la presente legislatura. No obstante, destaca que estas actividades sirven de igual forma para la campaña, ya que muchas de las reformas propuestas desde el Palacio Nacional poseen un contenido social importante; mismo que, de ser negado, implicaría un costo político importante para los grupos parlamentarios, sobre todo en la antesala de las elecciones. Por esta razón, probablemente esta materia será el principal insumo para las conferencias matutinas por que queda de la administración.


Agenda pendiente


Además de las iniciativas presentadas por el Presidente de la República, hay que sumar diversos asuntos pendientes que están pendientes en el Congreso; tales como la reforma constitucional en materia de días de descanso y jornada laboral, cuya discusión  está en pausa en el Pleno de la Cámara de Diputados; la iniciativa para incrementar el aguinaldo; la discusión de la denominada Ley Silla, misma que reconoce el derecho al descanso para quienes laboran de pie; y la ampliación de licencias de paternidad. En materia de medio ambiente, los Diputados tienen pendientes las Minutas de Ley de Economía Circular y reforma integral de residuos. Además, por mandato judicial el Congreso debe expedir una nueva Ley General de Aguas Nacionales, plazo que pereció desde el 2013. Dentro del Senado, se tienen diversos nombramientos pendientes, destacando los de  los Vocales de la Junta de Gobierno del IPAB, el Presidente del Órgano de Gobierno del IFT, las Magistradas y los Magistrados de los Tribunales Electorales Locales, los Comisionados del INAI, entre otros. Con lo anterior, podemos observar que se tratará de un periodo ordinario saturado de temas para su análisis, mismo que estará seguramente marcado por el “jaloneo”, el debate parlamentario y el último de los intentos  por parte de los partidos para impulsar su agenda en el ocaso de la LXV Legislatura.


Este artículo fue escrito por Ana Laura Vite, Consultora en Grupo Estrategia Política.



0 comentarios

Comments


bottom of page