top of page

Reformas laborales en Latinoamérica, hacia una reducción de la jornada

Latinoamérica es la región en la que se trabaja más horas al año en el mundo. De acuerdo con un informe de la OCDE, la mayoría de los países de la región laboran 48 horas a la semana. En este sentido, los gobiernos han sumado esfuerzos junto a sus legisladores, empresarios, trabajadores y sindicatos, en busca de una jornada laboral que atienda las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT):

"Las normas de la OIT sobre el tiempo de trabajo confieren el marco para la regulación

de las horas de trabajo, de los períodos de descanso semanales y de las vacaciones

anuales con goce de sueldo, del trabajo nocturno y del trabajo a tiempo parcial.

Estos instrumentos garantizan una elevada productividad, al tiempo que se protege

la salud física y mental de los trabajadores.”


A partir de lo anterior, el pasado 26 de abril del 2023, fue publicada en el Diario Oficial de la República de Chile la Ley que reduce la jornada laboral de 45 a 40 horas por semana; en donde se detalla que, para cumplir con este objetivo, las empresas podrán disminuirla de forma gradual en un plazo máximo de hasta cinco años; de forma que quede completamente aplicada para el 2029.


Imagen: Kieferpix | Getty images, 2023

A continuación, y para señalar la ruta que está tomando la región, hablaremos sobre las iniciativas presentadas en tres países (Colombia, Argentina y México), mismas que buscan reformar, en materia laboral, distintos lineamientos para transitar a una reducción de la jornada.

En Colombia, el Gobierno Nacional presentó el texto de la Reforma Laboral en la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes, iniciando así el trámite legislativo del proyecto; donde, si bien mantiene la jornada laboral obligatoria de 48 horas semanales, propone:

  • Establecer que la jornada diurna pase a ser de 6:00 a.m. a 6:00 p.m. y la nocturna de 6:00 p.m. a 6:00 a.m.

  • Aumentar el recargo dominical y festivo al 100% sobre el salario ordinario del trabajador,

  • Incluir dos nuevas licencias obligatorias:

°Licencia para atender citas médicas programadas o de urgencia, incluidas citas para atender ciclos

menstruales incapacitantes y otros relacionados y;

°Licencia para asistir a obligaciones escolares en calidad de acudiente de hijos o menos miembros de grupo

familiar.

  • La licencia de paternidad se ampliará progresivamente a 12 semanas (tres meses). Las primeras 5 semanas se aumentarán desde la entrada en vigor de la reforma.

Por su parte, en la Cámara de Diputados de Argentina fue presentada una iniciativa con carácter de urgente, la cual busca establecer que la duración del trabajo no pueda exceder de seis (6) horas diarias o treinta y seis (36) horas semanales. La promovente de dicha iniciativa es la Dip. Mónica Litza, perteneciente al partido político “Frente de Todos”, que actualmente gobierna el país y tiene una amplia mayoría en el Congreso; por lo que resulta muy viable su aprobación. Destacamos, en este respecto, que las elecciones presidenciales se llevarán a cabo en octubre del presente.

Ahora bien, México también está trabajando en modificaciones a la regulación laboral para la disminución de la jornada, siguiendo la tendencia en la región. El pasado 25 de abril, la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen por el que se modifica el artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de días de descanso laboral. La iniciativa, promovida por la diputada Susana Prieto Terrazas (Morena), establece que por cada cinco días de trabajo se deberá de disfrutar de dos días de descanso. Dicha modificación implica la reducción de las horas laboradas por semana, pasando de 48 a 40 horas por semana.


El proyecto quedó pendiente de discutirse en el Pleno; y, al tratarse de una reforma constitucional, en su trayecto de aprobación (en caso de ser así), todavía falta pasar por el Senado, los congresos locales y el Ejecutivo. No obstante, la iniciativa de la diputada está respaldada por Morena, grupo mayoritario en el Congreso. En ese sentido, el diputado Moisés Ignacio Mier Velazco, coordinador de Morena y Presidente de la Juta de Coordinación Política en la Cámara de Diputados, ya se pronunció al respecto, mencionando que se le dará impulso a la iniciativa apenas inicie el periodo ordinario en septiembre.


Además, la reforma también cuenta con el apoyo de diversos grupos parlamentarios. Movimiento Ciudadano se sumó al proyecto y el diputado Mier Velazco ha señalado que también cuentan con el respaldo suficiente de integrantes de otros grupos parlamentarios. En tanto, desde el Ejecutivo, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social se ha mostrado favorable para transitar en el recorte de la jornada. La decisión de no haberse discutido al cierre del periodo anterior fue sustentada en la falta de tiempo para concretar consensos. No obstante, al igual que ocurrió con el tema de vacaciones dignas, todo parece indicar que se alcanzarán los acuerdos necesarios para la aprobación de la iniciativa.


A manera de conclusión, destacamos que la tendencia en América Latina es hacia una reducción de la jornada. Si bien el común denominador de la región sigue siendo la jornada de 48 horas, ya existe la viabilidad de proyectos para reducirla en algunos países, incluyendo México. La balanza se está inclinando hacia esa dirección.

Este artículo fue escrito por Jorge Cervantes y Roberto Clemente, Analistas de Información Estratégica en Grupo Estrategia Política.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page